miércoles, 24 de septiembre de 2008

Hace un rato me han contado un chiste

Un francés, un español, una vieja y una chavala muy guapa viajan en el mismo vagón de un tren. Al pasar un túnel se quedan a oscuras por unos instantes. El silenico se rompe con el sonido de un tremendo: PLAS!
Cuando acaba el túnel, vuelve la luminosidad del día, y cada uno de ellos mira a los demás inquisitivamente.


La vieja pensaba:
-¡Vaya bofetada que le ha metido la joven al francés! Hay que ver estos extranjeros, se vienen de vacaciones a España y se piensan que pueden hacer de su capa un sayo. Pues le está bien empleada la bofetada que le ha dado la joven por guarro.

La chica guapa pensaba:
-¡Vaya bofetada que le ha metido la vieja al francés! El muy tonto me quería meter mano a mi, se ha equivocado y le ha metido mano a la vieja. Jijiji.

El francés con los dedos de una mano marcados en su colorada mejilla pensaba:
-¡Vaya bofetada que me ha metido la chica guapa! ¡Qué mala suerte! el español le ha metido mano, ella se ha pensando que había sido yo y por eso me ha dado un tremendo bofetón, hay que ser desgraciado...

El español:
-¡Qué listo soy! A ver cuando llega otro tunel y le meto otra ostia al francés.

xDDDDDDDDDDDDDDDDD

Por cierto que estos días se celebra en Zaragoza el JAJA FESTIVAL, un festival de humor con proyecciones de cortos, monólogos, improvisaciones...
Está muy bien y muchas cosas son gratuitas o baratas, así que si os apetece aun quedan muchas actuaciones, dura hasta el día 28 de septiembre.

2 comentarios:

Nacho dijo...

Mi jaja-experiencia:
-en el Juan Sebastián Bar, vi los monólogos y muy guay, me reí mucho.
-los cortos de la terraza Terraluna muy graciosos, aunque con ganas de que se acabaran porque iba en camisa y tenía un poco de frío.
-Jaime Ocaña en la campana de los perdidos cojonudo.

Rama dijo...

Otro chiste del "temperamento español".
Se encuentran un inglés, un alemán y un español en un restaurante.De repente el inglés le dice a los otros:
- “Oye, ese de ahí de en frente es Jesucristo”
- Bah, que va a ser Jesucristo... Le contestan.
-Que sí, que sí. Pero si es igualito. Ese de ahí es Jesucristo seguro.

Se levanta el inglés, se dirige hacia el hombre de la mesa y le dice: “oye tu eres Jesucristo”, - “Mira tío, SIiiiiii , soy Jesucristo, pero cállate ya, que quiero cenar tranquilo, ……
Y el inglés loco de alegría le dice:“Tengo una lesión en la rodilla que me hice de pequeño haciendo deporte. Por favor, cúrame”.
Jesucristo le dice; “VALE, pero no digas nada a tus compañeros, que luego vendrá todo el mundo a pedirme milagritos, y ya estoy harto..
-”De acuerdo, te lo prometo”
Jesucristo, aburrido, le pone la mano sobre la rodilla y le cura.
Al segundo, se acerca el alemán.
- “Oye, que me ha dicho mi amigo ingles, que tú eres Jesucristo. Mira, tengo un ojo de cristal, por favor cúrame”.
Jesucristo, le pone la mano en el ojo y se lo cura.El alemán se va a su mesa y se lo cuenta a sus amigos.
Entonces Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecerá por allí el español queriendo, como todos, que le cure, pero el tiempo pasa y el español no se mueve. Entonces Jesucristo, ya mosqueado y picado por la curiosidad, se levanta y se va hacia la mesa donde están los tres y poniéndole una mano en el hombro, al español, le pregunta:Oye, ¿tú por qué no has ...?
Y el español salta de la silla y apartándose violentamente le dice:¡EHHHHH! ¡SIN TOCAR QUE ESTOY DE BAJA!