sábado, 4 de octubre de 2008

Prohibición del Monóxido de Dihidrógeno YA!




Una realidad sobre la que el gobierno no actúa.

La evidencia sobre la peligrosidad del Monóxido de Dihidrógeno es alarmante:

* El DHMO es uno de los principales componentes de la lluvia ácida.
* El DHMO es responsable de la erosión de paisajes naturales.
* Acelera la oxidación y la corrosión de los metales.
* Su presencia es causante de fallas en sistemas eléctricos.
* El DHMO ocasiona numerosos accidentes automovilísticos, debido a que afecta al sistema de frenado de los vehículos.
* El DHMO puede producir muerte por inhalación, pero, irónicamente, las personas que lo consumen pueden morir si dejan de hacerlo regularmente.
* El DHMO, en estado gaseoso, puede producir quemaduras severas.



A pesar de todo esto, el DHMO es ampliamente utilizado y está presente en diversos ámbitos. Por citar algunos ejemplos: se usa como enfriante y solvente en diversos procesos industriales; su utiliza en las plantas de energía nuclear; y también es común su uso como retardante de la aparición de fuego. Además, el DHMO es un residuo común de procesos industriales, y es vertido indiscriminadamente en ríos y océanos.



Y, como si fuera poco, este químico está presente en muchos de los alimentos, remedios y artículos higiénicos que utilizamos y consumimos a diaro. Sólo por mencionar algunos: zumos supuestamente naturales, bebidas carbonatadas, sopas, jarabes para la tos, pastas de dientes, cervezas, y un larguísimo etcétera.

Quien desee informarse mejor, puede entrar en DHMO.org, e informarse más (en la sección "facts" -datos- se incluye una lista de los síntomas de intoxicación y se sugieren algunas medidas preventivas).

http://www.dhmo.org/

¡DI NO AL MONÓXIDO DE DI-HIDRÓGENO!





Nota Importante para el lector: Monóxido de di-hidrógeno (DHM) es un oscuro nombre dado al agua, usado en bromas, que ilustra cuán ignorantes de la ciencia somos y que puede llevar a miedos injustificados. Consiste en el listar estrictamente lo negativo de los efectos del agua, como la erosión o muerte por ahogo. Por consiguiente, se pide a los individuos que ayuden a controlar esa peligrosa sustancia. La broma fue creada por Eric Lechner, Lars Norpchen y Matthew Kaufman (compañeros en la UC Santa Cruz, en 1989), revisada por Craig Jackson en 1994, y llamó mucho la atención pública en 1997, cuando Nathan Zohner, un estudiante de 14 años, reunió peticiones para prohibir el MDH, como un proyecto de una feria de ciencias, al que tituló "How Gullible Are We?" ( ¿Tan crédulos somos?)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

yo tengo una camiseta contra el DHMO.xD

Anónimo dijo...

hasta el final me lo había creído!

Enrique dijo...

Os dejáis que actualmente también es causante de guerras y enfrentamientos territoriales entre algunas comunidades españolas.

jaio dijo...

jejeje y tienes en esta página otra organización aue la defiende a capa y espada.
Quizás usted ha oído hablar de él: Es un líquido descolorido, inodoro; un líquido refrigerante y un disolvente de gran alcance; un compuesto fácilmente sintetizado que es utilizado por la industria, las operaciones militares, comerciales, e incluso para usos privados.

Sí, estamos hablando del Hidróxido de Hidrógeno, también conocido como Monóxido de Dihydrógeno, y estamos aquí para decirle que lo que usted ha oído hablar sobre el DHMO es probablemente una verdad incompleta y falseada. Hay Organizaciones como la "Coalición para la prohibición del Monóxido de Dihydrógeno", que intentan que se legisle su uso y disponibilidad, poniendo limitaciones importantes a su uso y, eventualmente, suprimirlo por completo.

Buscando la imparcialidad, le invitamos a que conozca nuestros argumentos y le animamos a sacar sus conclusiones. Las acciones subversivas no deben prevalecer.

- ¡El hidróxido de hidrógeno es beneficioso!

Se ha demostrado que el hidróxido de hidrógeno realza la funcionalidad, el crecimiento, y la salud de muchas formas de vida -incluyendo la de los seres humanos- y la investigación actual sugiere que se ha convertido en una parte integral del equilibrio ecológico de nuestro planeta.

- ¡El hidróxido de hidrógeno es seguro para el medio ambiente!

Los opositores del Monóxido de Dihydrógeno han conseguido que usted crea que es una cierta clase de uber-toxina, que causa estragos en cualquier objeto que entre en contacto con ello. Esto no podía estar más lejos de la verdad. Cuando se aplica correctamente, realza la naturaleza más que la destruye, e incluso en el peor de los casos un accidente con DHMO sería una menudencia al lado de lo perjudicial de su desaparición.

- ¡El hidróxido de hidrógeno es benigno!

La coalición y otras organizaciones anti DHMO han popularizado la etiqueta "monóxido de dihydrógeno" sobre el más correcto término "hidróxido de hidrógeno" porque saben las connotaciones que tiene el nombre anterior. El "monóxido" ha llegado a ser sinónimo de contaminación, gases tóxicos, basura industrial y, aunque el hidróxido de hidrógeno es a veces un factor en estos problemas a los que se enfrenta hoy nuestro mundo es raramente el elemento peligroso.

- ¡El hidróxido de hidrógeno se encuentra en la naturaleza!

Oyendo las descripciones de sus detractores, uno pensaría que el hidróxido de hidrógeno es solamente un producto aplicado a la tecnología industrial; que vino tras muchos años de investigación en laboratorios clandestinos. ¡Éste no es el caso! El hidróxido de hidrógeno ha sido uno de los componentes de la naturaleza más antiguos que tenemos; ¿qué nos da derecho a eliminarlo?

¡Necesitamos el hidróxido de hidrógeno!

¡Apoye el uso y la distribución del hidróxido del hidrógeno en su vecindad, ciudad, estado y país!

Anónimo dijo...

duh este es bueno porq x si no sabian esto es el AGUA la que miramos por todos lados.

la que tomamos
con la que nos bañamos
con la que desinfectamos nuestros alimentos
con la que regamos
la que cae cuando llueve
etc

y seria tonto pohibirla xq sin agua no hay vida

Viagra Online dijo...

no a esto, no a la radiacion, no a los desechos toxicos, no a la caceria, sabes a cuantas cosas hay que decirle que no, y nuestros goviernos dicen pero no hacen, son demasiadas.