viernes, 20 de abril de 2007

Noticia de un robo de banco en Zaragoza...

Como se quema la peña... El periódico de Aragón en su día nos contaba la siguiente noticia (la copio tal cual):

EN LA CIUDAD (Zaragoza, claro)

Robo ´a lo bruto´ en un banco

La Policía de Zaragoza detuvo a un presunto ladrón que entró a robar en un banco y se llevó una impresora en la creencia de que se trataba de una caja de caudales.

26/08/2006 J. M. PÉREZ BERNAD

Fernando G. no es un personaje de relumbrón en la delincuencia zaragozana, ni es previsible que lo llegue a ser nunca. Tiene dos hándicaps para convertirse en un chorizo clásico. A sus 42 años todavía es un primerizo en la profesión y, además, es demasiado bruto para hacer carrera con él.

El pasado miércoles dejó ver una atisbo de sus posibilidades en el mundo del crimen cuando planeó robar un banco en el barrio del Arrabal. Eran las cinco de la madrugada y eligió la acción directa, rompió la luna exterior de la entidad a golpes y se introdujo por el hueco sin importarle que empezaran a sonar todas las alarmas.

No fue muy cuidadoso y no solo dejó sus huellas, sino que abandonó en el lugar una de sus sandalias antes de salir por pies con lo primero que encontró a mano y que, en su ofuscación, confundió con una caja de caudales o registradora, cuando en realidad era una impresora.

Cuando varias dotaciones policiales llegó al lugar de los hechos, el caco ya se había ido tras dejar en el lugar todos los rastros posibles. Incluso se había cortado al romper el cristal, que dejó con manchas de sangre. En el interior del banco, su sandalia.

Los agentes entendieron que, medio descalzo y cargado con el aparato sustraído, no podía andar muy lejos y se pusieron a la tarea de rastrear las calles adyacentes en busca de un ladrón con un zapato.

Lo encontraron con cierta rapidez en el parque del Tío Jorge. Allí estaba Fernando con una sola sandalia y con arañazos y cortes sangrantes en los brazos. El hombre no cesaba de machacar la impresora contra el suelo para abrirla a golpes y apoderarse del dinero que creía que contenía.

Fernando, que fue detenido, estaba casi limpio. En su ficha policial solo contaba con un arresto anterior por un presunto delito contra la Administración de Justicia y no parece racional pensar en que hubiera cometido otros delitos no denunciados. Con la diligencia manifestada en este robo parece poco probable que hubiera cometido otro sin ser descubierto.

A tenor del fuerte descenso de la actividad delictiva en Zaragoza durante este verano, cabe pensar que son muchos los chorizos que están de vacaciones y su lugar ha sido ocupado por aficionados.

No es Fernando el único bruto. La Policía Local también detuvo ayer a un joven de 28 años, Eduardo Fabián R., inventor de un novedoso sistema para robar coches. Fue sorprendido de madrugada en la calle Ramiro II de Aragón mientras intentaba sustraer un vehículo estacionado golpeándolo con varios tablones. En la nota informativa policial no se explica si pretendía romper los cristales o solo intentaba que el turismo echase a andar a golpes.


la noticia:
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=267621

Hablando del tema me pasa mi compa Ignacio el link al mítico robo más torpe de la historia (gracias!!) :
http://208.65.153.251/watch?v=yoJ_RLHR1RE

Ja ja aja Sin comentarios :)