domingo, 3 de junio de 2007

Epitafios curiosos de científicos y matemáticos

Hoy hemos hecho una recopilación de epitafios curiosos que nos podemos encontrar en las lápidas y tumbas de científicos y matemáticos de todos los tiempos.

Epitafio de Ludwig Boltzmann
Epitafio de André Ampère
Epitafio de Arquímedes
Epitafio de Jacques Bernoulli
Epitafio de Isaac Newton
Epitafio de Dirac
Epitafio de Benjamin Franklin
Epitafio de Galileo
Epitafio de Kepler
Epitafio de Diofanto
Epitafio de Copérnico
Epitafio de Paul Erdös
Epitafio de Herbert George Wells
Epitafio de Thomas Young
¿y el epitafio de Albert Einstein?





Epitafio de Ludwig Boltzmann

En la lápida de Boltzmann(1844-1906) en Viena
imagen: einstein.uab.es/acorralc/fe/untitled.bmp

En su lápida aparece grabada su famosa ecuación de la entropía “S = k log W” (En su época, el logaritmo neperiano se representaba por log)

S = k lnW relaciona la entropía de un sistema (S), con el número de posibles disposiciones de sus partículas constituyentes (W). k es la constante que lleva su nombre: 1,38 10-23 J/K.





Epitafio de Arquímedes(285-212 a.C.)

En su tumba se dice que había como único epitafio un cilindro circunscrito a una esfera (Arquímedes había demostrado que el volumen de una esfera era igual a las dos terceras partes del volumen del cilindro circunscrito)

Sin embargo, pasaron los años y el exacto lugar de sepultura del gran matemático griego se olvidó. Hasta que en el año 75 a.C., y gracias al peculiar dibujo-epitafio, Cicerón lo redescubrió en una visita a la isla de Sicilia.




Epitafio de André Ampère(1775-1836)

En el caso de André Ampère, su epitafio dice: “Tandem felix” (Feliz al fin).




Epitafio de Jacques Bernoulli(1654-1705)

Estudió la espiral equiangular (Aparece en la naturaleza en lugares de lo más dispares: telas de araña, conchas, disposiciones de semillas, espirales de nebulosas...)



La espiral fue grabada en su tumba y con ella las palabras "aunque cambiado resurgiré" [Eadem mutata resurgo], aludiendo a las propiedades de la espiral.





Epitafio de Isaac Newton(1642, 1727)

La Abadía de Westminster (Inglaterra) es el lugar para encontrar lo que queda de varios grandes científicos británicos (en Francia tal honor le corresponde al Panteón, donde Marie Curie fue la primera mujer cuyos restos fueron aceptados). En ella se pueden encontrar las tumbas de Darwin, Faraday, Dirac, Herschel, Halley, por ejemplo, entre importantes monumentos erigidos en honor a reyes, escritores, actores y otras importantes personalidades.


De entre todas, la que más destaca es, sin duda, la tumba –con su correspondiente epitafio–, del científico, para muchos, más importante de todos los tiempos, Isaac Newton.



Entre otras cosas, dice: “Caballero que con fuerza mental casi divina demostró él primero, con su resplandeciente matemática, los movimientos y figuras de los planetas (...) Intérprete laborioso sagaz y fiel de la Naturaleza (...) Dad las gracias, mortales, porque ha existido”. Evidentemente, la humildad no era su fuerte. Como si fuese poco, también se puede leer junto a la inscripción su fórmula del desarrollo del binomio.

La inscripción completa de su tumba dice así:


[H. S. E ISAACUS NEWTON Eques Auratus, / Qui, animi vi prope divina, / Planetarum Motus, Figuras, / Cometarum semitas, Oceanique Aestus. Suâ Mathesi facem praeferente / Primus demonstravit: / Radiorum Lucis dissimilitudines, / Colorumque inde nascentium proprietates, / Quas nemo antea vel suspicatus erat, pervestigavit. / Naturae, Antiquitatis, S. Scripturae, / Sedulus, sagax, fidus Interpres / Dei O. M. Majestatem Philosophiâ asseruit, / Evangelij Simplicitatem Moribus expressit. / Sibi gratulentur Mortales, / Tale tantumque exstitisse / HUMANI GENERIS DECUS. / NAT. XXV DEC. A.D. MDCXLII. OBIIT. XX. MAR. MDCXXVI]


Aquí descansa
Sir ISAAC NEWTON, Caballero
que con fuerza mental casi divina
demostró el primero,
con su resplandeciente matemática,
los movimientos y figuras de los planetas,
los senderos de los cometas y el flujo y reflujo del Océano.
Investigó cuidadosamente
las diferentes refrangibilidades de los rayos de luz
y las propiedades de los colores originados por aquellos.
Intérprete, laborioso, sagaz y fiel
de la Naturaleza, Antigüedad, y de la Santa Escritura
defendió en su Filosofía la Majestad del Todopoderoso
y manifestó en su conducta la sencillez del Evangelio.
Dad las gracias, mortales,
al que ha existido así, y tan grandemente como adorno de la raza humana.
Nació el 25 de diciembre de 1642; falleció el 20 de marzo de 1727.


Y junto a la inscripción aparece su fórmula del desarrollo del binomio.


Alexander Pope le dedicó el siguiente epitafio: "La naturaleza y sus leyes yacían ocultas en la noche, Dios dijo, "Sea Newton" y todo fue luz"
["Natura and Nature’s laws lay hid in night, God said, Let Newton be! and all was light."]

Refiriéndose al epitafio anterior, John Collins Squire añadió: "Pero esto no fue lo último. El diablo gritó "Sea Einstein", y se restableció la situación"



Epitafio de Dirac







Epitafio de Benjamin Franklin(1706-1790)

Turgot pronunció en su honor el siguiente epitafio:
"Arrebató el rayo a los cielos y el cetro a los reyes"




Epitafio de Galileo


A veces, también, los epitafios tienen una pizca de venganza. Como el de Galileo Galilei (1564-1642), por ejemplo, que reza “Eppur si muove” (y sin embargo se mueve),la ya famosísima frase que supuestamente murmuró frente al tribunal de la Inquisición que acababa de condenarlo por herejía por el simple hecho de haber defendido el copernicanismo. Los restos de Galileo se encuentran enterrados en la Iglesia de la Santa Croce (Florencia, Italia), junto a los de Maquiavelo y Miguel Angel.





Epitafio de Kepler

El astrónomo, matemático y físico alemán Johannes Kepler (1571-1630) no sólo enunció las leyes con que se describió el funcionamiento del sistema solar, también se encargó él mismo de redactar en una suerte de autoepitafio su autobiografía: “Mensus eram coelos, nunc terrae metior umbras; Mens coelestis erat, corporis umbra iacet” (Medí los cielos, y ahora mido las sombras; El espíritu estaba en el cielo, el cuerpo reposa en la Tierra). No obstante, muy pocos pudieron leer la inscripción pues la modesta iglesia (ubicada en Regesburg, Alemania) donde estaba su tumba fue destruida en 1632 por el ejército sueco durante la Guerra de los Treinta Años que sacudió a Europa Central entre 1618 y 1648.






Epitafio de Diofanto (vivió alrededor del año 275)


En una antología griega compilada por un tal Metrodorus en el año 500 se lee (en latín) lo que parecería ser el epitafio del más grande algebrista griego, Diofanto. Pero es bastante curiosa: está en forma de enigma. De ser cierto, las últimas palabras del autor de Aritmética, que vivió alrededor del siglo III (aproximadamente, pues no se sabe casi nada de su vida), habrían sido en clave matemática.
Su epitafio dice así:

“¡Caminante! Aquí yacen los restos de Diofanto. Los números pueden mostrar, ¡oh maravilla! la duración de su vida, cuya sexta parte fuera niño. Añadiendo un doceavo, las mejillas tuvieron la primera barba.Le encendió el fuego nupcial después de un séptimo,y en el quinto año después de la boda le concedió un hijo. Pero ¡ay!, niño tardío y desgraciado, en la mitad de la medida de la vida de su padre, lo arrebató la helada tumba. Después de consolar su pena en cuatro años con esta ciencia del cálculo, llegó al término de su vida.”

Los datos dados permiten determinar la edad a qué murió Diofanto. Si llamamos x a la edad, entonces tenemos: "X/6 + X/12 + X/7 + 5 + X/2 + 4 = X" de donde se concluye que vivió 84 años.





Epitafio de Copérnico

Sobre la lápida de Nicolás Copérnico (1473-1543) en la catedral de San Juan en Frombork (Polonia): “Sta sol ne moeare” (quieto Sol, no te muevas).




Epitafio de Paul Erdös(1913-1996)

El matemático Paul Erdös (1913-1996) que señala en húngaro: “Végre nem butulok tovább” (Por fin ya no me vuelvo más y más estúpido)





Epitafio de Herbert George Wells(1866-1946)

Dijo en una ocasión : "Cuando llegue la hora, mi epitafio tendrá que ser : Ya os lo dije, malditos locos"




Epitafio de Thomas Young (1773-1829)

Dedicado a la memoria de
Thomas Young, M.D.,
miembro y secretario de relaciones exteriores de la Royal Society,
miembro del Instituto Nacional de Francia:
estableció por primera vez la teoría ondulatoria de la luz
y penetró por primera vez la oscuridad
que había ocultado durante siglo los jeroglíficos egipcios.
[Sacred to the memory of Thomas Young, M.D., fellow and foreign secretary of the Royal Society, member of the National Institute of France: First established the undulatory theory of light and first penetrated the obscurity which had veiled for ages the hieroglyphics of Egypt.]




¿Y el epitafio de Albert Einstein?

Sí, falta el epitafio del gran Albert Einstein. La razón es muy simple: no tiene. Ocurre que cuando Einstein murió en 1955, su cuerpo fue incinerado (aunque se conservó el cerebro) y sus cenizas fueron arrojadas por sus familiares en un lugar desconocido.


links:
www.weylmann.com/
www.aboutdarwin.com/darwin/burial.html
http://paradoxplace.com/Photo%20Pages/UK/Britain_South_and_West/Westminster_Abbey/Westminster_Abbey.htm
http://postmodern-research.blogspot.com/2006/11/secret-life-of-isaac-newton-alchemy-and.html
denis.choimet.free.fr/
http://curvebank.calstatela.edu/descartes/tombbernoulli.jpg
http://www.portalplanetasedna.com.ar/matematico4.htm
http://www.astro.virginia.edu/class/skrutskie/images/galileo_tomb.jpg
http://www.sydneyobservatory.com.au/blog/?m=20060821
http://www.calidoscopio.com/calidoscopio/principal33.htm#humorciencia
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/futuro/13-459-2003-05-25.html
http://www.uach.cl/abacom/matepifra.htm

Si sabéis más epitafios curiosos, no dudéis en ponérnoslos con un comentario o vía mail que estamos buscando ideas para cuando nos muramos, os lo agradeceremos!
Nota: no urge, eh
un saludo :)

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola! Soy una espontánea que no sé cómo buscando imágenes de una maqueta llegó a tu página... Está muy bien el post, curiosos los epitafios. Me gustaría añadir el famoso epitafio de Groucho Marx "Perdonen que no me levante". También quería señalar el error que cometió el escultor en el epitafio de Jacques Bernoulli: la espiral que aparece grabada es una espiral de Arquímedes, no una logarítmica, que es la que él estudió en profundidad:
ESPIRAL LOGARÍTMICA/EQUIANGULAR
http://thales.cica.es/rd/Recursos/rd99/ed99-0648-02/Equiangular1.gif"

diferente de la del grabado->ESPIRAL DE ARQUÍMEDES
http://centros5.pntic.mec.es/ies.victoria.kent/Rincon-C/Alumnos/al-16/image001.gif

Si Bernoulli levantara la cabeza...

Anónimo dijo...

En el epitafio de Newton no está escrita la fórmula del binomio. Esta idea errónea que corre en fuentes en castellano (que no en inglés), tiene su origen hace 100 años, cuando Echegaray hizo una pequeña biografia de Abel, al que llamó "Newton del Norte" y hace el famoso pero equivocado comentario.

http://es.wikisource.org/wiki/La_leyenda_Newtoniana

Atentamente, Sergio Macías
smaciasarias@gmail.com

alchemist23 dijo...

Para el anónimo del primer comentario: en la tumba de Groucho no pone tal cosa, revisa tus fuentes: http://www.findagrave.com/cgi-bin/fg.cgi?page=gr&GRid=677

Basseta dijo...

Genial entrada amigo. No conocía este blog, pero me lo voy a apuntar en el Reader.

Me acuerdo que en una ocasión estuve en el famoso cementerio parisino del "Pere Lachaise" (perdón por las faltas de ortografía del francés) y vi una tumba de un actor de teatro famoso en cuyo epitafio rezaba algo así como "es tan buen actor que un día decidió hacerse el muerto y todavía se lo cree la gente".

Saludos desde la montaña alicantina.

Anónimo dijo...

Faraday está enterrado en el Highgate Cementery (en la parte oeste, en la este esta Karl Marx)
http://www.highgate-cemetery.org/allabouthighgate.asp

En Westminster hay solo una placa recordandole (como a tantos otros).

Josandres dijo...

Que envidia los panteones frances y británico, aquí en España el nuestro no lo conoce, ni visita,nadie

Mika dijo...

A la expontánea del primer comentario...
¡Cómo carajo se te ocurre meter aquí el epitafio de Groucho Marx! Entiendo que no has comprendido nada de este post que hace un claro homenaje a los físicos que, en algunos casos hasta se han jugado la vida porque la humanidad comprendiese las verdades de nuestro mundo y vas tú, ignorante de ti, y pretendes añadir a Groucho Marx. Compadezco a todos los físicos que se mentan en este artículo y agradezco que no tengan que leerte por que sin duda sería el peor insulto que le podrías dedicar a cualquiera de ellos.